En La Boca piden por un jardín, se cumple una década de reclamo

0

Los vecinos del barrio del sur porteños relatan la historia y señalan en la sede de un banco que funciono hasta mediados de los ’80, luego abandonado y ocupado desde entonces y hasta el incendio, el histórico edificio de Almirante Brown y Suárez, barrio de La Boca, cuenta desde hace más de diez años con una ley que prevé su expropiación para destinarlo a la construcción de un jardín de infantes en un barrio con una situación crítica en materia de vacantes. Sin embargo, de la escuela no hay noticias.

Los habitantes del barrio de la Comuna 4 indican que ahora la ley de expropiación del edificio de Almirante Brown y Suárez caducó y se aleja, la posibilidad de convertir el lugar en establecimiento educativo en medio de la falta de vacantes.

La historia, trágica de la esquina requerida señala que en la madrugada del 10 de enero de 2009 se produjo un gran incendio y las llamas hicieron colapsar la estructura interna del viejo edificio de dos plantas de Suárez al 400, esquina Almirante Brown. Allí vivían hacinadas, para entonces, unas 25 familias que ocupaban el lugar. Por el incendio murieron seis hermanos: dos nenas de 1 y 4 años, y cuatro varones de 7, 9, 11 y 13. La tragedia destruyó el interior del edificio pero dejó en pie toda la estructura exterior. En su fachada, ennegrecido por las llamas sobre la puerta tapiada, todavía se lee el nombre de la entidad dueña del edificio hasta 1985, año de su quiebra: Banco Italia y Río de la Plata (BIRP).

 Piden por un jardín en el barrio de La Boca

Natalia Quinto, integrante de la multisectorial La Boca Resiste y Propone (LBRyP), una de las organizaciones barriales que impulsa la iniciativa indica ahora ya no tendría efecto la Ley de expropiación explican y relata el derrotero de la lucha por la escuela. En el año 2012, la Legislatura porteña aprobó la norma que parecía darle la derecha a los vecinos y vecinas. La Ley N°4.088 declaraba de utilidad pública y sujeto a expropiación al inmueble en su totalidad y establecía que debía ser “destinado a la creación de una escuela infantil de jornada completa que incluya jardín maternal y jardín de infantes”; es decir, para alumnos y alumnas de los 45 días a los seis años. Curiosamente, el proyecto que remarcaba “la necesidad que existe en el barrio de dicho establecimiento en homenaje a los niños fallecidos en el lugar”, llevaba la firma del actual secretario de Seguridad y jefe de la Policía porteña, Diego Kravetz. Años atrás, en 2006, su esposa y ahora exministra de Educación, Soledad Acuña, había firmado una iniciativa de carácter similar.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.