Parque Patricios: el crecimiento de una inmobiliaria que ahora es líder del mercado

0

Puebla fue uno de los agentes que participó activamente del desarrollo del Distrito Tecnológico del barrio porteño de Parque Patricios, Oscar Puebla la historia y señaló es “un caso de éxito real que fue impulsado por el Gobierno de la Ciudad y generó en la zona un desarrollo comparable al de Puerto Madero”.

“Parque Patricios supo ser un centro industrial que, por desaciertos políticos vio cerrar fábricas. Gracias a los beneficios del Distrito Tecnológico muchas de esas fábricas fueron recicladas, los transportes fueron trasladados a un centro de carga, se invirtió en luminaria y fibra óptica. Ahora pudieron instalarse empresas nacionales e internacionales que además en muchos casos construyeron sus edificios con la última tecnología dando un nuevo entorno social y cultural”, destaca.

Puebla Inmobiliaria nació en 1954 de la mano de Josefina y Baltazar Puebla. Su primera oficina estaba ubicada en el barrio porteño de Floresta. Con el tiempo, el matrimonio logró consolidarse en el mundo de los bienes raíces, mudaron primero la oficina a Once hasta que definitivamente llegaron a Parque Patricios convirtiéndose en una marca registrada del sector inmobiliario.

Oscar, uno de los hijos Josefina y Baltazar, arquitecto, asumió la dirección de la firma, transformándose en la segunda generación de la empresa. Consultado por los orígenes de la empresa, Oscar narra a iProfesional: “Yo apenas había nacido, y por lo que decía mi madre, fue por pura necesidad. Mi padre era maestro mayor de obras y, si bien había comenzado la carrera de arquitectura, por falta de dinero, no la pudo terminar. Se dieron cuenta de que el que vendía el lote, ganaba más que el constructor que edificaba la casa, y eso lo impulsó a trabajar en una inmobiliaria y aprender el oficio”.

La inmobiliaria original vendía departamentos. Luego, cuando Oscar se recibió de arquitecto y se especializó en el rubro industrial, giró el negocio a los inmuebles industriales y comerciales que es hoy su nicho de mercado. “En el 2015 luego de participar en una escuela de negocios, nos profesionalizamos aún más, capacitando equipos jóvenes que hoy son los líderes”, dice.

“Parque Patricios supo ser un centro industrial que, por desaciertos políticos vio cerrar fábricas. Gracias a los beneficios del Distrito Tecnológico muchas de esas fábricas fueron recicladas, los transportes fueron trasladados a un centro de carga, se invirtió en luminaria y fibra óptica. Ahora pudieron instalarse empresas nacionales e internacionales que además en muchos casos construyeron sus edificios con la última tecnología dando un nuevo entorno social y cultural”, destaca.

“Hoy hay jóvenes que vienen a trabajar y a estudiar al Distrito. Ayudados por el Subte H y con un edificio emblemático para ser sede del Gobierno de la Ciudad del reconocido Arquitecto Inglés Norman Foster, Parque Patricios se ha convertido en un lugar donde hay muy buenas alternativas de inversión tanto para comercio como para vivienda pues la zona está pensada para un público joven que trabaja y vive en la zona y donde todavía tenemos mucho por hacer”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.