Innovadora terapia para tratar complicaciones frecuentes en trasplantes de médula ósea

0

El Hospital Garrahan del barrio porteño de Parque Patricios, a través del servicio de Medicina Transfusional, es el único centro de salud público pediátrico de Sudamérica que realiza fotoféresis extracorpórea modalidad offline. Este procedimiento se hace a través de un fotoiluminador y minimiza el riesgo de complicaciones infecciosas y de internación en niñas, niños y adolescentes con patologías que habitualmente requieren medicación que afecta las defensas, como los trasplantados de médula ósea con enfermedad de injerto contra huésped (EICH).

“Es fundamental poder desarrollar nuevas tecnologías y aplicaciones en el hospital público para poder brindar a nuestros pacientes la atención necesaria siguiendo los máximos estándares de calidad”, destacó la jefa del servicio de Medicina Transfusional, Ana María Pugliese.

Esta terapia funciona como moduladora de la respuesta inmune. Permite trabajar con los glóbulos blancos extraídos del paciente para tratarlos de forma externa al organismo con una sustancia sensible a la luz ultravioleta, previo a ser infundidos. La gran ventaja es su acción sobre el sistema inmunitario sin disminuir la capacidad de respuesta a las infecciones, presentando además muy buena tolerancia clínica y favoreciendo la suspensión o reducción de la medicación inmunosupresora.

“En el Garrahan el proceso de incorporación de esta tecnología comenzó en el año 2015, evaluando costos y beneficios. Finalmente, en el 2019 el Hospital incorporó el equipo. Es un procedimiento seguro que puede realizarse en pacientes pequeños considerando las habilidades y competencias del equipo médico y técnico tratante”, dijo Pugliese.

La experiencia del Garrahan fue presentada durante la 45º Reunión Anual de la Sociedad Americana de Aféresis en Las Vegas, Estados Unidos, en abril de este año. Durante la exposición en el congreso, el médico especialista del servicio Fernando Zamora, presentó dos posters, modalidad habitual de comunicación médica en estos eventos.

La singularidad que caracteriza al Hospital es la aplicación a niñas y niños de corta edad y bajo peso: de los 425 procedimientos realizados en 16 pacientes, 10 pesaban menos de 25 kilos y 2, menos de 10. “Esto convierte al Garrahan en un centro de referencia en fotoféresis extracorpórea en pediatría en toda la región y nos permite brindar este servicio con seguridad, mejorando la calidad de vida de los pacientes”, agregó Pugliese.

“Las enfermedades fueron cambiando con el transcurso del tiempo. Muchas patologías se volvieron crónicas y se observa una creciente prevalencia de enfermedades autoinmunes. También hay una mayor conciencia de la donación de órganos y tejidos, favoreciendo el aumento de trasplantes. Este escenario es propicio para una mayor necesidad de esta modalidad de tratamiento en el futuro cercano”, detalló la profesional.

Según la opinión de los especialistas, actualmente se está trabajando en la institución para extender el uso de la fotoféresis extracorpórea offline en pacientes con rechazo de trasplante de órganos —corazón, pulmón, hígado y riñón— así como en pacientes con diversas enfermedades autoinmunes refractarias al tratamiento inicial.

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.