Clases presenciales: el transporte en el ojo de la tormenta

Tras su interrupción durante los primeros días del mes de marzo 2020 volvieron las clases presenciales en la Ciudad de Buenos Aires. En el día de hoy el nivel inicial comenzó el ciclo lectivo 2021 con un discutido protocolo sanitario y los mayores cuidados posibles. La asistencia de los niños y niñas promedió un 50% en la mayoría de las escuelas porteñas.

A pesar de que el Gobierno de la Ciudad pudo destacar y adjudicarse el mérito de haber regresado a las clases presenciales tras un difícil 2020 el transporte y especialmente el Secretario de Obras Públicas y Transporte de la Ciudad de Buenos Aires no quedó exento de fuertes críticas. A través de sus redes sociales Juan José Méndez hizo pública una campaña para otorgar prioridad en el transporte público a estudiantes y docentes el cual fue completamente incumplido en el día de hoy.

Diferentes sectores expresaron su molestia donde destacaron la importancia de las clases presenciales pero también señalaron que todos los trabajadores y trabajadoras deben llegar a sus puestos de trabajo por igual. La publicación de Méndez mostraba un sticker en una parada de colectivos acompañado por un mensaje del secretario “Esto es mucho más que un sticker. En muchas paradas de bondis y estaciones de subtes vas a ver stickers como estos. No mires para un costado. Hay algo en lo que todos coincidimos: no hay futuro y desarrollo posible sin educación #PrimeroLaEscuela”

La publicación fue acompañada por otra publicación a modo de cierre donde señaló: Es fundamental que le demos prioridad a los docentes y alumnos que desde el miércoles próximo van a tener que llegar a las aulas. En tiempos donde la palabra esencial está en boca de todos vale decir que no hay nada más esencial que la educación para salir adelante.

Como si no hubiese sido suficiente con el castigo que recibió el funcionario esta tarde realizó declaraciones donde descartó la construcción de la Línea F de subterráneos por el momento. Recordemos que es la primera vez en décadas que en la Ciudad de Buenos Aires no se encuentra ninguna obra relacionada con la expansión del subterráneo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *