Eliminatorias: Argentina empató 2 a 2 con Colombia en Barranquilla

0 5

La selección tuvo un inicio arrollador a un final con gusto a poco, esa podría ser una síntesis de lo ocurrido ayer en Colombia en el partido por la sexta fecha de las eliminatorias sudaméricanas para el Mundial de Qatar 2022, empataron en dos goles y si bien en al previa no hubiera sido visto como un mal resultado, al finalizar el cotejo en Barranquilla entre los argentinos quedó una sensación de gusto a poco.

En ocho minutos Argentina ganaba 2 a 0 con goles de Romero y Paredes ante un desconcertado Colombia, que no lograba hacer pie dentro del campo de juego del Estadio Metropolitano Roberto Meléndez, el conjunto nacional estaba más cerca del tercero o cuarto gol antes que Colombia del descuento.

Pero fue allí donde se vio la mano del experimentado Director Técnico de Colombia Reinaldo Rueda metió mano en el equipo y coloco en la cancha a Luis Muriel como delantero de punta entre los defensores argentinos, allí comenzó la remontada de Colombia, primero en el juego y luego en el resultado.

La salida temprana del arquero también afecto al equipo, en el minuto 35 del primer tiempo Emiliano ‘Dibu’ Martínez sufría un golpe de Yerry Mina cuando descolgaba un centro. El jugador colombiano fue amonestado por Tobar y el arquero del Aston Villa no pudo seguir por decisión de los médicos del plantel, que posteriormente lo trasladaron a un sanatorio para hacer estudios que afortunadamente resultaron positivos.

De la misma forma que se vio la mano del DT Colombiano, también se notó la inexperiencia de Lionel Scaloni, que inexplicablemente dirige una de las selecciones más prestigiosas del mundo, el DT argentino, no hizo absolutamente ante el cambio de esquema del equipo rival y tampoco reacciono al ver el cansancio en varios jugadores del equipo.

El cansancio y la ofensiva colombiana fueron metiendo cada vez más atrás al equipo nacional, Colombia llegó al descuento por intermedio de Muriel en un inexplicable penal de Otamendi y en la última pelota de la noche la defensa argentina se equivocó, primero Foyth y luego Pezzella y Miguel Borja al cabeceo al gol a los 49 del segundo.

Mientras se jugaba se partido que contó con la presencia de público en el Estadio Metropolitano Roberto Meléndez, en la calle la situación de conflictividad social mostraba un episodio más de violencia. En plena pandemia, parece que al futbol ni el Coronavirus, ni la violencia social lo pueden parar. La famosa frase “el show debe continuar” parece verse reflejada en los campos de futbol.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.